9.12.05

El Pescador que no pesca nada

Una hermana muy querida me ha enviado esto por mail, que quisiera compartiros:


"¿Me he hecho, pues, vuestro enemigo, por deciros la verdad?"
(Gálatas 4:16)


Parábola de los Pescadores Que No Pescaban

Autor desconocido

Había una vez un grupo de personas que decían ser pescadores. Y he aquí, en las aguas alrededor había gran cantidad de peces. En realidad toda el área estaba rodeada de ríos y lagos llenos de peces. Y los peces tenían hambre.

Año tras año las personas que decían ser pescadores celebraban reuniones y hablaban de su llamamiento a pescar, de la abundancia de peces y cómo podrían pescar.

Continuamente buscaban nuevas y mejores definiciones de lo que era la pesca. Auspiciaban congresos costosos a nivel nacional y mundial para discutir el tema de la pesca, promover la pesca y escuchar de los diferentes métodos para pescar.

Esos pescadores construyeron edificios grandes y hermosos a los que denominaron "Oficina Central de Pesca". Su petición era que todos fueran pescadores y afirmaban que todo pescador debería pescar. Pero, había algo que no hacían: ellos no pescaban.

Organizaron después una junta para enviar pescadores a lugares donde hubiera muchos peces. La junta estaba formada por aquellos que poseían la gran visión y el valor de hablar acerca de la pesca, definir la pesca y promover la idea de pescar en ríos y lagos lejanos donde vivían muchos otros peces de distintos colores.

La junta también contrató personal, nombró comités y llevó a cabo reuniones para definir qué es pescar, defender la pesca y decidir en cuáles ríos nuevos debían enfocarse. Pero el personal y los miembros de los comités no pescaban.

Se edificaron costosos centros de capacitación para enseñar a los pescadores cómo debían pescar. Los que enseñaban tenían doctorados en pescadología, pero los profesores no pescaban. Tan solo enseñaban acerca de la pesca. Año tras año enviaban a los graduados a realizar la pesca de tiempo completo, algunos en aguas lejanas llenas de peces.

Además, los pescadores construyeron grandes casas editoras para que publicaran guías sobre pesca. También se proveyó una oficina que programaba la presentación de conferencistas especiales sobre el tema de la pesca.

Muchas personas que sintieron el llamamiento a ser pescadores respondieron, y se les envió a pescar. Pero, como los otros pescadores, nunca pescaban.

Algunos decían asimismo que querían ser parte del grupo de pesca, pero sentían que habían sido llamados a proveer equipo para la pesca. Otros pensaban que su trabajo era relacionarse con los peces en una buena manera, de tal modo que los peces vieran la diferencia entre los pescadores buenos y los malos.

Después de una emotiva reunión acerca de "La Necesidad de Pescar", un joven abandonó la reunión y se fue a pescar. Al día siguiente informó que había conseguido dos peces notables. Se le honró por su excelente pesca y se programó un calendario para que visitara todas las reuniones importantes y explicara cómo lo había hecho.

Por tanto, dejó de pescar para tener tiempo de contar su experiencia a los otros pescadores. Lo integraron también a la Junta General de Pescadores por ser una persona de considerable experiencia.

Por supuesto, muchos de los pescadores se sacrificaban y tenían que soportar toda clase de dificultades. Algunos vivían cerca de las aguas y olían a pescado muerto todos los días. Algunos los ridiculizaban, burlándose de sus clubes de pescadores y por afirmar que eran pescadores pero nunca pescaban.

No comprendían a aquellos que consideraban de poco provecho asistir a las reuniones semanales para hablar de la pesca.

Después de todo, ¿no estaban siguiendo acaso al Maestro que dijo: "Venid en pos de mí, y os haré pescadores de hombres"?

Imagine lo ofendidos que se sintieron algunos cuando, un día, alguien dijo que los que no atrapaban peces realmente no eran pescadores, por mucho que afirmaran serlo. Sin embargo, esa declaración parecía correcta. ¿Es pescador alguien que año tras año jamás pesca nada?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada